¡Se responsable de tus decisiones! ¡Vive de acuerdo con tu corazón!

867 personas han leido este articulo :)

Solo podemos dar lo que tenemos, si tienes amor en tu vida, ofrecerás amor…

La libertad tiene un precio: habrá gente que no entenderá tu nueva forma de vida, quizá seas juzgado por algunos de tus amigos, quizás por parte de tu familia, posiblemente por tu pareja, es posible que a algunos no les guste el cambio y decidan no seguir estando ahí, en ocasiones parecerá que estás solo. Eso parecerá…

La felicidad, según el concepto que se nos ha transmitido a través de nuestra cultura, los libros, las películas, las canciones…, es un estado casi inalcanzable. Es un concepto idealizado e imaginario que siempre depende del exterior, con lo cual nos imposibilita el alcanzarlo.

  • Creemos que nuestra felicidad depende de: «tener un trabajo mejor», de que «nuestros hijos crezcan», de «tener dinero, o una casa más grande, o un vehículo superior», de «disponer de más tiempo, o de tener una pareja u otra diferente a la que ya tenemos», y al condicionar nuestra felicidad a conseguirla fuera de nosotros, se nos escapa la vida.
  • Perseguimos ser felices sin saber ni dónde ni cómo conseguirlo y nos perdemos en la noche oscura del alma. Andamos a la caza de la felicidad en el exterior, sin darnos cuenta de que solo podremos encontrarla donde no la buscamos: EN NUESTRO CORAZÓN.
  • Para llegar a sentir la paz contigo mismo es imprescindible que practiques los tres pasos sagrados:
  1. En primer lugar, aprender a bajar el ritmo frenético al que nos somete el día a día y que nos impide establecer ese contacto tan necesario con nuestro interior.
  2. En segundo lugar, podemos comenzar por ser conscientes de todo lo que ya poseemos sencillamente por estar vivos, y sentir verdadero agradecimiento por ello.
  3. El tercer y último paso será apartar la mirada frustrante de aquello que nos falta, disfrutar de lo que hacemos y tenemos con la máxima pasión, dejándonos guiar por nuestra sabiduría interna.
¡Se responsable de tus decisiones!

Pintura de Michael Cheval

  • Cuando una persona nos dice que es plenamente feliz, suele aparecer en nosotros un sentimiento de incredulidad. Si nos confiesa que disfruta de lo que hace, tendemos a cuestionarlo, y una parte de la sociedad incluso rechaza a este tipo de personas.
  • Nos han enseñado que lo habitual de la vida no es el disfrute, que lo frecuente es la tristeza, el sufrimiento, la ansiedad…, y lo demás es solo algo muy esporádico que sentimos de vez en cuando.
  • De hecho nuestra cultura vive arraigada en frases como: «La vida es trabajar duro», «si quieres algo tienes que luchar», «esta vida es un valle de lágrimas», y muchísimas otras expresiones que nos indican que lo habitual en la vida es el sufrimiento.
  • Sin embargo, el Universo nos da oportunidades a diario para que vivamos de acuerdo con nuestro corazón, para que respetemos nuestras ideas y cumplamos nuestros sueños. Vivir en paz y armonía nos lleva a la tan deseada felicidad.
  • Nosotros decidimos si queremos vivir en la plenitud, dando gracias por todo lo que tenemos, o si por el contrario queremos vivir en la carencia y en el miedo, quejándonos de lo que no tenemos.
  • Somos los únicos responsables de nuestras decisiones y estas determinan nuestra forma de vivir. Ahora sabemos que tenemos la llave de la felicidad a nuestro alcance.

Fragmentos extraídos del libro “El puente de la vida”,

De Juan Cayuela

 

Comentarios

Ningun comentario hasta ahora. Se el primero en publicar tu opinion!

Deja tu comentario

 
(no se va a publicar)
 
 
Comentario