Potencia tu sabiduría emocional

1,027 personas han leido este articulo :)

Si eres un buscador de la verdad, es necesario que, al menos una vez, dudes de todo. René Descartes

El dominio de nuestra capacidad para percibir, comprender, usar y regular nuestras emociones y las de los demás, lo que conocemos como inteligencia emocional, es una cuestión de práctica, que se consolida y potencia durante toda la vida.

Se puede ser el primero de la clase y un zoquete sentimental, sin afectos, con una baja autoestima y sin capacidad para disfrutar. La inteligencia emo­cional nos hace más personas, nos guía por la vida. Nos abre las puertas a un mundo mejor, en el que los protagonistas son la comprensión, la confianza en uno mismo y en los demás, y la fe en que formamos parte de un universo maravilloso, que entre todos tenemos que cuidar.

Si quieres potenciar tu sabiduría emocional:

  • Indaga en tus emociones. Observa o escribe cuándo te pones triste, alegre, celoso, agresivo… Relaciona tu emoción con la situación que la genera, describe tu vivencia, atiende a los componentes de la emoción: corporales y psicológicos.
  • Exprésate. Compartir emociones blinda tu salud. Rodéate de gente que te escuche sin juzgarte.
  • Fíjate en las emociones ajenas. Escucha al otro, lo que dice y su lenguaje no verbal, lo que siente.
  • Aprende a ponerte en el lugar del otro. Juega a pensar qué puede estar sintiendo y pensando; facilitará tu comprensión de esa persona y la relación que mantienes con ella.

Potencia tu sabiduría emocional

 

  • Regúlate. No reprimas las emociones, pero tampoco te dejes avasallar por ellas. Para regularte, aprende a “pensar bien” (sin machacarte ni ponerte en lo peor), habla con los demás, no le des vueltas a los problemas, actúa y persevera cuando las cosas no salgan bien.
  • No exageres. Trata de responder proporcionadamente al estímulo que despertó tu emoción, y de expresarte sin sumisión ni agresividad. Tu vida puede ser tanto un drama como una comedia, en función de tu interpretación.
  • Escucha tu corazón. El organismo lanza señales de alarma emocionales (intuiciones) cuando algo no acaba de encajar con nosotros: aprender a prestarle atención te ayudará a tomar decisiones que no vayan contra ti, sino a tu favor.

Admitir lo que sentimos nos proporciona una valiosa información para conseguir una vida mucho más plena, intensa y feliz. Reprimir los sentimientos no es de sabios.

 

Fragmento extraído del libro

¨99 maneras de cuidar de ti y quererte más¨

 

Comentarios

Ningun comentario hasta ahora. Se el primero en publicar tu opinion!

Deja tu comentario

 
(no se va a publicar)
 
 
Comentario