El estrés – cómo controlarlo y manejarlo mejor

1,039 personas han leido este articulo :)

Comprender es entender, es formarse una idea clara de una cosa, y eso implica averiguar, conocer e interpretar.

Teniendo en cuenta que el ESTRÉS no es algo que podamos evitar totalmente, la mejor manera de hacerle frente es saber en qué consiste, reconocerlo cuando nos esté afectando e identificar qué es lo que lo produce, para así eliminarlo o, al menos, atenuar sus efectos.

DESCUBRIR los mecanismos que ponen en marcha un gran número de factores potenciales desencadenantes del ESTRÉS posibilitará al lector las claves para lograr CONOCER y VENCER el ESTRÉS.

 

  • Comprender es entender, es formarse una idea clara de una cosa, y eso implica averiguar, conocer e interpretar.
  • ¿Y qué sucede con el que ignora las causas? ¿Qué pasa con el que no logra comprender la razón de su enfermedad, de la muerte de su ser querido, de su desdicha, de su soledad?
  • Desgraciadamente hoy el ser humano se concibe como una máquina físico-química peculiar que se satisface al cien por cien con bienes materiales y con servicios cuya función es crear las condiciones para que estos sean consumidos óptimamente. Pero si lo contemplamos en su totalidad, como realidad corporal y entidad consciente, como razón y emoción, como corazón y cerebro, es muy probable que para algunos, los vulnerables, esa circunstancia no tarde en convertirse en la puerta que conduce al dolor, la angustia y a la desesperación.
  • Sin embargo, en todos los individuos existe la capacidad para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas. Es la habilidad para resurgir de la adversidad, adaptarse, recuperarse y acceder a una vida significativa y productiva.
  • El término “estrés” ha pasado a formar parte del lenguaje cotidiano. Los medios de comunicación constantemente mencionan sus efectos nocivos sobre el organismo; y si en sí mismo el estrés no es una enfermedad sí que está asociado a múltiples trastornos y procesos patológicos. Su importancia a la hora de verse alterado nuestro sistema inmunológico está demostrada.
  • En este mundo repleto de prisas, de competitividad y de consumismo, cada vez se hace más necesario pararse a reflexionar sobre nuestra jerarquía de valores, individual y colectivamente. Entretanto, es importante que desde los colegios, desde los sistemas comunitarios de salud y desde las empresas, se implementen programas que ayuden a las personas a dulcificar su vivencia del estrés.

El estrés – cómo controlarlo y manejarlo mejor

  • Es indudable que conocer la fisiología del ESTRÉS, detectar sus niveles dañinos e identificar los primeros signos, nos puede ayudar a combatirlo con éxito; pues, teniendo en cuenta que el ESTRÉS no es algo que podamos evitar totalmente, la mejor manera de hacerle frente es saber en qué consiste, reconocerlo cuando nos esté afectando e identificar qué es lo que lo produce, para así eliminarlo o, al menos, atenuar sus efectos.
  • Si bien, la personalidad y los propios genes marcan los niveles de presión que puede soportar cada individuo, es también cierto que se puede aprender a tolerar mejor las situaciones de máxima tensión.
  • Con este libro pretendo que los lectores aprendan a identificar las señales que anuncian la presencia del “estrés perjudicial” y a que conozcan y dispongan de algunas pautas para afrontar de forma positiva las diferentes situaciones de la vida provocadoras de tensión.
  • Existen multitud de estudios, así como evidencia clínica suficiente, que demuestra cómo determinadas situaciones de estrés pueden provocar el desarrollo de determinadas enfermedades.
  • Poder aportar alguna idea con mis comentarios para que quien se interese pueda aprender a cerrar esa puerta, para minimizar o evitar sufrir las consecuencias del ESTRÉS, es la intención de este libro, y si bien no es posible conseguir una fórmula que sirva para todos, cuanto mejor conozcamos nuestra naturaleza y vivamos en armonía con las leyes biológicas, menor será nuestro ESTRÉS.
  • Por eso, DESCUBRIR los mecanismos que ponen en marcha un gran número de factores potenciales desencadenantes del ESTRÉS posibilitará al lector las claves para lograr CONOCER y VENCER el ESTRÉS.

Del libro ¿El estrés mata?

Escrito por Manuel Sotillo Hidalgo

 

Comentarios

Ningun comentario hasta ahora. Se el primero en publicar tu opinion!

Deja tu comentario

 
(no se va a publicar)
 
 
Comentario