Familia – Decálogo, E. Rojas

15,389 personas han leido este articulo :)

Decálogo de la familia – Enrique Rojas, extraído del libro No te rindas

  • La principal escuela esta en casa. Un niño necesita aprender de sus padres los hábitos para valerse por si mismo en el mundo adulto. Los padres no podemos pretender que nuestros hijos realicen cosas que nosotros no practicamos.
  • Educar significa dar ejemplo. No solo es ofrecer una serie de valores y explicaciones, sino llevarlos a la práctica para que, cuando ellos sean padres, continúen con nuestros pasos. Educar es seducir por encantamiento, ejemplaridad y valores.
  • El NO es una palabra constructiva. Hay que saber apreciar el valor de los límites, ya que la autoridad nos ayuda a crecer con paso seguro. Por el contrario, la falta de unos límites claros desconcierta el pequeño. Niégate pequeños caprichos y veras mas claro el horizonte.


  • El tiempo es el mejor regalo. No existe nada más valioso que pasar unas horas al día con nuestros hijos, escuchar sus preocupaciones y compartir sus aficiones. Ninguna compensación material puede suplirlo.
  • La madurez es controlar deseos y retrasar gratificaciones. Si no nos dejamos arrastrar por los primeros impulsos, estaremos tomando el control de nuestra vida y gozaremos de verdadera libertad. El que es fuerte gobierna sus impulsos y controla posibles arranques de ira.
  • La paciencia y la medida son grandes brújulas de vida. La voluntad, los sentimientos, la sexualidad y la inteligencia deben estar regidos por estas cualidades para disfrutar de una vida plena y serena.
  • No vivimos solos. Educar en la cooperación con los demás y en el valor del respeto sienta las bases para una vida satisfactoria y empática en comunidad. Mira siempre que puedes hacer por el familiar más cercano, aunque lo conozcas demasiado bien.
  • Nuestra autoestima es el mayor tesoro. Enseñar a valorarse a uno mismo, a respetar la propia libertad y la de los demás es un eje fundamental para transitar por el camino de la armonía. Autoestima es confianza y seguridad.

Decálogo de la familia – Enrique Rojas, del libro No te rindas

  • El pensamiento positivo rompe barreras. Los estímulos constructivos hacen mas por la motivación de los pequeños que el castigo y el lenguaje negativo repetido. Aprende a ver más lo bueno que lo malo: educación de la mirada psicológica.
  • No invoquemos al futuro y amemos el presente. Enseñar a nuestros hijos a disfrutar del hoy y el ahora, a hacer las cosas con tranquilidad, es una vacuna contra la ansiedad y la insatisfacción.
 

Comentarios: 2

Deja tu opinion »

 
 

para tener en cuenta y ejecutarlo

 

que buen decálogo.
es para ponerlo en practica

Deja tu comentario

 
(no se va a publicar)
 
 
Comentario