Construye la vida que deseas: ¡establécete metas!

1,233 personas han leido este articulo :)

La buena vida es un proceso y no un estado del ser. Es una dirección, no un destino. Carl Rogers

Recuerda esta sencilla regla: si tu cerebro no encuentra qué hacer, entonces buscará qué hacer, incluyendo la creación de temores y angustias.

 

  • Tal vez hayas escuchado el refrán popular que reza: “Si te gusta lo que haces, el dinero vendrá por añadidura”. La buena noticia es que esas no son solo palabras de motivación, ya que si haces las cosas con agrado y no por obligación, estimularás tu sistema límbico, con lo que evitarás la angustia, la ansiedad y el temor, entonces serás feliz.
  • El escritor ruso Máximo Gorki dijo: “Cuando el trabajo es un placer, la vida es bella. Pero cuando nos es impuesto, la vida es una esclavitud”. Tú decides cómo deseas vivir. La falta de metas es como un barco sin rumbo en el inmenso océano, por eso es sumamente importante trazar una ruta de vida.
  • Esto es algo que debes hacer para evitar la ansiedad: elaborar tus metas. Así, no te preocuparás “por lo que te depara el destino” y pondrás manos a la obra en la mejor construcción que puedas conocer: tu futuro. No vivas angustiándote por lo que pasará mañana, mejor elabora tus metas, objetivos y estrategias para lograrlo. Ya lo dijo Alex Kay: “La única manera de predecir el futuro es inventándolo”. No solo inventes tu mañana, reinvéntate todos los días.
  • Al parecer, cuando nuestro superego se desarrolla, trae consigo el intento de perfección en todo lo que hacemos. Por eso, debemos darnos cuenta de nuestros límites, si no siempre estaremos buscando ser perfectos, creando cada vez más ansiedad, temores o angustia.
  • Los límites nos ayudan a mejorar, no a buscar la perfección. Así, al darnos cuenta de ellos, buscaríamos cómo sobrevivir en este mundo, no cómo ser una especie de superhombres sin ningún problema o debilidad.
  • La búsqueda de la perfección es impuesta por nuestros padres y nuestra sociedad, cuando manifiestan lo que esperan de nosotros sin preguntarnos si nosotros lo deseamos.
  • Al conocer tus límites te aceptas sin condición, buscando mejorar, nunca ser perfecto. Es decir, debemos buscar la perfección sabiendo que nunca la encontraremos, este proverbio árabe lo ejemplifica muy bien: “Quien se empeña en pegarle una pedrada a la luna no lo conseguirá, pero terminará sabiendo manejar la honda”. Nunca serás perfecto, pero aprenderás a controlar tu vida para tu bienestar, mientras buscas la perfección.
  • Cambiar es muy sencillo y, aunque te podría parecer imposible, no lo es.

Construye la vida que deseas: ¡establécete metas!

  • Si sigues repitiéndote lo injusta que ha sido la vida contigo, tu temor a realizar cualquier actividad o la impotencia para lograr algo, solo traerás más angustia a tu vida, porque estarás construyendo miles de caminos neuronales para ello y no desarrollarás uniones neuronales para encontrar soluciones. También deja de intentar apoyarte en las demás personas, debes encontrar la solución a todos tus problemas solo. Es cierto que somos animales sociales, como dijo el filósofo Lucio Anneo Séneca, pero ello no significa que dependamos siempre de otros; la angustia la experimentas tú, no los otros.
  • Al desear ser aceptados, olvidamos nuestra esencia y nos convertimos en lo que el otro espera de nosotros. Cuando no somos aprobados –o lo percibimos así– generamos ansiedad, como un mecanismo hacia el rechazo del otro. Vivimos pendientes de lo que opinan de nosotros, como si los demás decidieran cuándo facilitarnos la identidad que nos hace falta.
  • Carlos Castaneda decía: “El hombre corriente está enganchado a sus semejantes, mientras que el guerrero solo está enganchado al infinito”. Si esperas que los demás te acepten, solo limitarás tu experiencia y generarás temor o ansiedad, mientras que si decides tomar el control de tu existencia, lograrás ensanchar tu visión, alcanzando una vida repleta de recursos. Esa búsqueda de aceptación comienza desde que somos niños, pero la puedes modificar cuando lo desees.
  • Cuando nos concentramos en disfrutar una vida diferente, el pasado hace aparición y nos detiene con miles de voces, imágenes, sensaciones, olores y sabores, impidiendo nuestra felicidad. Pero esos fantasmas son propios de tu mente y tú decides si continúan atormentándote o los despides definitivamente. Es tuya la decisión de mantenerlos vigentes o dejarlos que se vayan para siempre de tu experiencia vital.

Puedes construir la vida que siempre has deseado y lograr un cambio permanente en ti, conseguir, de esa forma, disfrutar de lo que te rodea e influir en las demás personas. No le preguntes a tus fantasmas si están de acuerdo con lo que haces o decides, mejor utiliza tus recursos mentales; así siempre tendrás éxito, ya que dominarás las sensaciones, imágenes, sonidos, olores y sabores que te pueden aquejar, usándolos para tu beneficio.

Deja de tenerle miedo al futuro, pues todavía no sucede, mejor concéntrate en el aquí y el ahora, en él se encuentran tus recursos mentales, tu vida misma. Olvida hacer planes, ensayos y esfuerzos para que tu futuro sea seguro; eso evita que vivas el presente, robándote energía y atención. Mejor disfruta este día y las experiencias propias de él.

Tú haces lo tuyo y yo lo mío, ya que somos diferentes. Tal vez alguna vez coincidamos con nuestras ideas y aceptemos nuestras diferencias, habilidades o defectos, pero si no pasa eso, nada podemos hacer, solo ser felices, cada uno disfrutando nuestra propia existencia.

Fragmentos extraídos del libro “Controla tu Estrés”

De Juan Antonio Guerrero Cañongo

 

Comentarios: 3

Deja tu opinion »

 
 

[…] que la vida quiere verte ganar. Pero hay mucha gente que se cruza en su propio camino y sabotea su éxito. Dejan que sus miedos […]

 

[…] primera regla para hacer de la vida algo muy interesante consiste en fijarse una meta alta, una meta que nos ilusione. La vida es para esforzarse, para llegar cansado a la cama cada noche, pero, eso sí, habiendo […]

 

[…] “El destino de quienes han delinquido es inexorable. Ya no podrán nunca ocultar su pasado: Toda la tierra les es de vidrio” […]

Deja tu comentario

 
(no se va a publicar)
 
 
Comentario