Cómo adaptarse a lo inesperado y a los cambios

596 personas han leido este articulo :)

CÓMO ADAPTARTE A LO INESPERADO

Hay personas que les encanta vivir el hoy, y la idea de no tener un planteamiento les permite aceptar todo lo que se les presenta como una oportunidad. A otras les gusta esta idea porque les permite evadir sus miedos, dejando pasar lo que no les agrada. Las líneas de adaptación se pueden considerar en dos dimensiones: dirección y distancia. Pero mantienen un patrón, y es que logre tomar cualquier tipo de movimiento:

  1. Lineal.
  2. Angular.
  3. Circular.

Cuando buscamos adaptarnos y no evadirnos consideramos la dirección: ¿me conviene ir hacia adelante, por los lados o darle la vuelta al asunto?

Cuando buscamos seguridad manejamos las distancias, avanzar en línea recta hacia adelante e investigar distintos ángulos, o esquivar el asunto, son movimientos que, bien aplicados, mantienen tu integridad. Esto es fácil de leer e interpretar su uso en la vida.

¿Tienes un conflicto presente en tu vida? Evalúa cada decisión que tomes según tus valores. El miedo no debería ser uno de tus valores. Yo no te puedo decir cómo proceder, ni qué valores priorizar. Lo que sí debes considerar, es que el miedo no te haga rehén de ese valor. Cito dos ejemplos para que me entiendas.

  1. Marta es una chica joven sin mucha experiencia en el amor, que se enamora de un chico alto, fuerte y deportista. Pronto se van a vivir juntos, y él comienza con sutiles indicaciones de que le quedan mejor, y con quienes debe salir. Ella desea salir con amigas, pero prefiere esperarlo en su casa. Él llega cada vez más tarde. Un día ella se revela y le recrimina sus llegadas tardes. Él deja ver su lado más oscuro y con furia en sus ojos, la golpea. Ella teme por su integridad física y, como ya había cortado toda vinculación cercana con sus amigas y amigos, no sabe a quién acudir. Ella piensa que la mejor solución para evitar conflictos mayores es callarse y seguir actuando como si estuviese todo bien.
  2. Mónica es una mujer que se casó desde muy joven, y durante toda su vida ha sido víctima de violencia doméstica. Mónica jamás pudo trabajar, ni tener una vida social plena. Un día de los tantos que su esposo llega borracho a propinarle una paliza, Mónica decide defenderse con un cuchillo de cocina; pero no le sirvió de mucho. Término en el hospital, su esposo la acompañaba, y ella declaraba que había sido asaltada en la calle.

Estos ejemplos muestran claramente que, si bien una decisión puede estar justificada por la razón de la seguridad y la evasiva de males mayores, en el fondo, está gobernada por un miedo aterrador que imposibilita ver soluciones más efectivas.

Cuando tenemos un conflicto, y no poseemos la capacidad de tomar una distancia segura, tanto para mantener la integridad física como mental, y creemos que sucumbiendo ante las circunstancias nos encontraremos más seguros que enfrentándola, es señal evidente de que estamos siendo víctimas del terror.

ADAPTARSE A LOS CAMBIOS

Lo que sucede en un conflicto es intensamente cambiante y de forma permanente. El problema no es algo pasivo ni muerto. Es por eso que resulta tan atractivo para las personas presas de rutinas frustrantes. Exige dar lo mejor de sí mismo al tener que tomar decisiones acertadas, bajo situaciones apremiantes, y con rapidez y fiabilidad, para que cuando se ejecute una acción, esta sea segura y permita adaptarse para obtener los resultados deseados.

Todos buscamos el conflicto en algún punto; pero nadie desea el dolor, el conflicto bien resuelto es la paz placentera. El equilibrio.

Cómo adaptarse a lo inesperado y a los cambios

Por eso hay ciertos factores que disfrutan los amantes de la vida conflictiva:

  1. Admiran a los que son resolutivos eficazmente sin importar bajo cuánta presión se encuentren.
  2. Desean tener seguridad, por lo tanto, pueden buscar personas que proyecten seguridad en sí mismas, o personas inseguras, donde ellas puedan ejercer un control de su voluntad.
  3. La capacidad de resolución simple, automatizada y bajo control, es adjudicada a alguien que domina las circunstancias.
  4. Aman a los creadores de estrategias simples de cara a situaciones realmente complejas, y aunque las contestaciones no sean las acertadas, les proyecta una sensación de tranquilidad al obtener una respuesta. Los ven como personas resolutivas.
  5. Tener técnicas automatizadas. Con la rapidez en sus resoluciones se gana la reputación de alguien que tiene una vida resuelta.
  6. El mostrarse pensante ante las situaciones y mantener una aparente lucidez constante de lo que acontece.

Estos seis factores admirados en una persona, no son más que una proyección del deseo de salir del sufrimiento sin abandonar el mundo caótico en el cual uno se encuentra.

Es importante entender que una persona resolutiva tiene estas cualidades, pero quienes les gusta tener el control fingen ser lo que no son con el fin de que otros se vuelvan dependientes.

Del del libro “Del conflicto a la paz. Guía practica para solucionar problemas”, 
autor Alvaro Umpierrez

 

Comentarios

Ningun comentario hasta ahora. Se el primero en publicar tu opinion!

Deja tu comentario

 
(no se va a publicar)
 
 
Comentario